Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber. (Mateo 25:35)

La comunidad Árbol de Vida apoya en un proyecto de la Iglesia Nuestra Señora de la Merced, el cual consiste en un comedor para habitantes de la calle. Equipos de servicio diariamente se encargan de preparar y distribuir un desayuno para estos hermanos nuestros que viven en la indigencia.