Dios estuvo grande en nuestro campamento CCC

  Por Juan Mena, director del Ministerio de Niños

Dios se manifiesta distinto en cada campamento de Caminando con Cristo y este año no fue la excepción.  Su Espíritu Divino estuvo tremendamente presente en el más mínimo detalle y en cada prueba que el equipo de servicio del Ministerio de Niños y nuestros jóvenes de Shalom tuvieron que enfrentar, tanto durante la planificación como en el desarrollo de las actividades de los niños.
Nuevamente, tuvimos la gran bendición de contar con una gran cantidad de niños de tercero a sexto grado de escuela miembros de nuestra comunidad, así como de hijos de nuestros hermanos de las comunidades de Fuente de Vida en Heredia y de la comunidad Horeb de Guápiles.
Desde meses atrás, todo un equipo de hermanos comprometidos con esta noble misión de evangelización, coordinó esfuerzos para tener preparado cada detalle dirigido a fortalecer las alas de nuestros pequeños y abonar el fértil terreno para la siembra de la Semilla de la Palabra de Dios en sus mentes y corazones.
Estudios bíblicos, rallys, talleres, actividades deportivas y artísticas, noches de fogata y de cantos, círculo de la amistad en cada cabaña, cartas de los padres de familia a sus hijos, graduación y bienvenida de los sextos a Shalom y el bautizo de los de tercer grado en su primer campamento; todo para poder honrar al Señor y a los hermanos que confiaron en nosotros, e ir más allá de la evangelización de nuestros más amados…¡nuestros niños!
Y así llegó el tiempo de gozar, de aprender, de llorar, de reír, de compartir con amigos, la sana competencia, los ratos de piscina, de estaciones de juegos y sorpresas, y de estar “solos” en un encuentro con el Señor.  Llegó el tan esperado campamento de CCC.  Fue bendición tras bendición.
Gracias por confiar en el Ministerio de Niños, en sus programas de Niños Para Cristo y Caminando Con Cristo.
Y para muestra algunas fotos …